Incumplimiento de visitas

Escrito el 06 de Abril de 2015 Por Francisco Acuña | Tag: Incumplimiento de Visitas.1

medidas ante incumplimiento de visitas.

Si no lo dejan ver a su hijo y no cumplen con el régimen de relación directa y regular fijado por acuerdo, mediación o sentencia, usted puede solicitar una serie de medidas para obtener el cumplimiento de las visitas reguladas.

Muchas personas nos escriben frecuentemente por incumplimiento del régimen de visitas, por lo que a continuación pretendemos dar información sobre aquello y respecto de las medidas para evitarlo.

 

El problema del Incumplimiento de las visitas.

Escrito el 06 de Abril de 2015 Por Francisco Acuña | Tag: Incumplimiento de visitas.2

El problema de las visitas surge cuando uno de los progenitores, ya sea el que tenga la custodia o no del menor empieza a incumplir lo acordado en la sentencia o acuerdo respecto al régimen de visitas. Estos incumplimientos pueden venir por una gran variedad de causas, traduciéndose las absurdas y más frecuentes explicaciones en las frases: 1.- Si no me pagas la pensión de alimentos no te dejo a tu hijo. 2.- No quiero que mis hijos estén con tu nueva pareja. 3.- Para que te los va a llevar si los dejas con los abuelos...etc.

Con independencia del motivo que nos lleve a no cumplir lo acordado, el hecho de no cumplir la sentencia, avenimiento, conciliación o mediación en donde se regulan las visitas, es un incumplimiento y el progenitor que sufra el incumplimiento es el que debe acreditar que el mismo se está produciendo.

Ahora bien, cuando se habla de incumplimiento de visitas, éste puede producirse por la responsabilidad del progenitor que no tiene el cuidado personal, al no cumplir con el régimen establecido en cuanto a no concurrir a buscar a sus hijos o no concurrir a dejarlos el día y hora establecido, o por obstrucción que realiza el padre o madre que tiene el cuidado personal y que le impide al otro de los padres visitar a su hijo y relacionarse con este en la forma fijada.

El incumplimiento del progenitor, al no ir a retirar al hijo tal como se había acordado, genera el denominado caso del "niño en la ventana" que espera a un padre o madre que no llega ni avisa que no viene. ¿Qué hacer frente a esta situación? Nos encontramos en una situación especial, porque no hay ley que pueda imponer amor por un hijo y por otra parte, como dice Diez Picazo, "la sentencia judicial, aun revestida de todos los sacrosantos valores, es un instrumento de eficacia limitada". . Por tanto, podrá la ley establecer sanciones pero, si el progenitor no está interesado en mantener la relación con el hijo, poco podrá hacer el derecho.

Sin embargo, la ley de Menores en su artículo 48 señala que: en caso de que el padre o madre a quien corresponda mantener la relación con el hijo dejase de cumplir, injustificadamente, la forma convenida para el ejercicio del derecho o la establecida por el tribunal, puede ser instado a darle cumplimiento, bajo apercibimiento de decretar la suspensión o restricción. Esto no obstara a que se decreten apremios cuando procedan, de conformidad al inciso 3º del artículo 66, esto es, de acuerdo al artículo 543, inciso 3º, del Código de Procedimiento Civil (arresto hasta por 15 días o multa proporcional, que se puede repetir). Hay que señalar que los jueces son reacios a decretar los apremios en este caso, básicamente el plantiamiento que se realiza es si será conveniente obligar al padre a visitar a su hijo cuando a este no le interesa, ¿Será ello conveniente para el niño?, ¿es posible forzar ese acto o debe nacer? ¿Qué es lo mejor para el niño en esas circunstancias. Quizás podrían ampliarse las sanciones, aplicándose alguna de las medidas de apremio que están establecidas para el padre que no paga la pensión alimenticia. Lo cierto es que el tema no es sencillo y es para una amplia discusión.

Por otro lado, el incumplimiento del padre o madre que tiene el cuidado personal del niño y que no permite que el otro padre se relacione con este una vez fijada las visitas, puede ser compelido a cumplir con las visitas establecidas bajo apercibimiento de decretarse multas o arresto en caso de continuar con la conducta.

Medidas ante el incumplimiento de visitas

Escrito el 06 de Abril de 2015 Por Francisco Acuña | Tag: Incumplimiento de visitas.2

En caso de incumplimiento del régimen de visitas fijado, deberán ponerse estos antecedentes en conocimiento del Tribunal para obtener el cumplimiento integro y efectivo, solicitando:

a.- Recuperación del tiempo no utilizado por parte del titular del derecho. Cuando, por razones imputables a la persona a cuyo cuidado se encuentre el menor, se frustre, retarde o entorpezca de cualquier manera la relación en los términos en que ha sido establecida, el padre o madre a quien le corresponda ejercerla podrá solicitar la recuperación del tiempo no utilizado, lo que el tribunal dispondrá prudencialmente. 

b.- Apercibimiento al titular del derecho con suspensión o restricción del derecho o apremio con arresto.“En caso de que el padre o madre a quien corresponda la relación con el hijo dejase de cumplir injustificadamente, la forma convenida para el ejercicio del derecho o la establecida por el tribunal, podrá ser instado a darle cumplimiento, bajo apercibimiento de decretar su suspensión o restricción, lo que no obstara a que se decreten apremios cuando procedan en conformidad al inciso 3º del artículo 66”. Es decir, al titular se le puede suspender o restringir el derecho o imponer arrestos hasta por quince días o multa proporcional conforme al artículo 543 del Código de Procedimiento Civil por disposición del artículo 66 inciso 3º de la Ley 16.618, en consideración al incumplimiento de la sentencia que impuso el régimen de relación directa y regular establecido en conformidad con el artículo 229 del Código Civil, ya que tal relación constituye un derecho-deber como bien señala el inciso 1º de esta última disposición. 

Puede darse que la negativa del menor a mantener una relación con el progenitor no cuidador sea justificada. Ante esta situación, el único límite que reconoce el derecho de los hijos a mantener contacto con sus padres es que peligre su seguridad física, psíquica o moral. Así lo establece el inciso 2º del artículo 229 del Código Civil: "Se suspenderá o restringirá el ejercicio de este derecho cuando manifiestamente perjudique el bienestar del hijo, lo que declarará el tribunal fundadamente". Complementa esta disposición el artículo 48 de la Ley de Menores que señala que: "Si el ejercicio del derecho perjudica manifiestamente el bienestar del hijo y ello se comprueba con antecedentes graves y calificados que lo justifiquen, el tribunal puede disponer su suspensión o restricción. La resolución
del tribunal debe ser fundada y podrá disponer que se ponga en conocimiento de los terceros que puedan resultar involucrados, como sería el caso de los encargados del establecimiento educacional en que estudie el hijo (inciso 5º).

El juez tiene una amplia discrecionalidad para suspender o restringir el ejercicio del derecho-deber; pero considerando lo más conveniente para el niño y teniendo "debidamente en cuenta sus opiniones, en función de su edad y madurez" (artículo 242 Código Civil).

c.- Arresto o multa a cualquiera que infringiere la resolución que determina el ejercicio del derecho. No sólo al titular del derecho se le pueden imponer los arrestos o multas a que hace referencia el artículo 543 del Código de Procedimiento Civil, sino que también al que ejerce el cuidado personal, ya que conforme la sentencia de un juicio que falla respecto un régimen de relación directa y regular se imponen obligaciones, tanto para el que ejerce el mismo (de asistir los días señalados y cumplir las demás formalidades de retiro y entrega del menor), como para el que detenta el cuidado del menor (de hacer entrega de él, el día y hora señalados y bajo las condiciones establecidas), por tanto, ambas partes pueden infringir el fallo y estar sujetos a las sanciones que las disposiciones señalan, ya que el inciso 3º del artículo 66 no distingue al infractor. Lo dicho se refuerza todavía más, si consideramos que según dispone el inciso 5° del artículo 229 del Código, “El padre o madre que ejerza el cuidado personal del hijo no obstaculizará el régimen de relación directa y regular que se establezca a favor del otro padre, conforme a lo preceptuado en este artículo”.

En la práctica, una vez que la parte respectiva pone en conocimiento del tribunal el incumplimiento del régimen de visitas, el juez cita al infractor a una audiencia con el objeto de que exponga los motivos por los cuales no ha dado cumplimiento a la sentencia, y según lo que se desprenda de tal declaración, decretará el apercibimiento o derechamente el apremio que corresponda.

Cuando el incumplimiento deriva de la obstrucción del progenitor cuidador a la relación del otro padre con el hijo, el artículo 48 de la Ley de Menores no establece sanciones disuasivas, como sería perder el cuidado personal. Dice el artículo 48: "Si por razones imputables a la persona a cuyo cuidado se encuentre el menor se frustra, retarda o entorpece, de cualquier manera, la relación en los términos en que ha sido establecida, el padre o madre afectado puede solicitar la recuperación del tiempo no utilizado, lo que el tribunal dispondrá prudencialmente (inciso 3º)". Por su parte, el artículo 66, inciso 3º de la Ley 16.618 señala: "(..) o bien, infringiere las resoluciones que determinan el ejercicio del derecho a que se refiere el artículo 229 del Código Civil, será apremiado en la forma establecida en el artículo 543 del C.P.C."

Los tribunales son reacios a aplicar las medidas de apremio. Es así que la Corte de Apelaciones de Valdivia declaró que el legislador sólo permite apremiar al progenitor que incumple el derecho-deber de mantener una relación directa y regular y no a aquel que, detentando el cuidado personal, lo impida imputablemente, pues, en este caso, solo cabe que el juez disponga la forma de recuperar los días perdidos (Corte de Apelaciones de Valdivia, Rol 218-2008).

Aquellos casos de obstrucción del régimen de comunicación por el padre o madre que ejerce el cuidado personal, como las negativas de los hijos a mantener una comunicación con aquél, evidencian la existencia de una grave crisis familiar, que demanda la intervención interdisciplinaria de auxilio terapéutico.

Cuando los hijos manifiesten su negativa de mantener comunicación con el padre que no tiene el cuidado personal, debe realizarse un análisis crítico para detectar si los motivos alegados se refieren a pura subjetividad o si conectan con hechos cuya entidad alcanza para dar respaldo a la suspensión o restricción del régimen comunicacional.

Se debe verificar si la negativa es espontánea, inducida o justificada. Habrá que preguntarse: ¿por qué un niño que tenía una relación sana con su progenitor no conviviente, luego de la separación y ruptura de sus padres, termina rechazándolo? El juez, con el apoyo del consejero técnico y de otros informes psicológicos, tendrá que determinar si el niño espontáneamente rechaza al padre o se encuentra influido por el progenitor cuidador o si padece del síndrome de alienación parental (S.A.P.). La existencia de este síndrome es discutida a nivel doctrinario, pero está siendo lentamente aceptada por nuestros tribunales.

d.- Permite que la sentencia que dé lugar a la autorización de salida del menor del país, habilite al padre o madre que haya requerido la autorización y tenga al menor bajo su cuidado, para salir con él del país en distintas ocasiones dentro de los dos años siguientes, donde el plazo del menor para estar en el extranjero no podrá exceder de quince días en cada ocasión (se requiere acreditar que el otro progenitor, injustificadamente, ha dejado de cumplir el deber, regulado judicial o convencionalmente, de mantener una relación directa y regular con su hijo).

 

¿Qué hacer ante el incumplimiento de las visitas?

Escrito el 06 de Abril de 2015 Por Francisco Acuña | Tag: Incumplimiento de visitas.3

Hay casos y casos, no obstante si se ha fijado un régimen de relación directa y regular (visitas) en un acuerdo, en una mediación o en una sentencia judicial cada vez que la madre o padre de su hijo no lo deje verlo, debe ir a la Comisaría de Carabineros más cercana al domicilio de su hijo, y dejar constancia de que la madre o padre le impidió visitarlo.

Con las copias de las constancias, deberá solicitar al Tribunal de Familia el cumplimiento de la relación directa y regular (visitas) por parte de la madre o padre, bajo apercibimiento de apremios. Esto implica que si la madre o padre persiste en el incumplimiento, puede ser sancionada con multas y arrestos, sanciones que pueden ser aplicadas reiteradamente si la madre o padre sigue sin cumplir con el régimen de relación directa  regular acordado o fijado por el Tribunal.

En la misma solicitud de cumplimiento, puede pedir la recuperación del tiempo perdido con sus hijos debido al incumplimiento o impedimento del régimen de relación directa y regular por parte de la madre o padre.

Recordemos que los jueces mantienen atribuciones para decretar la recuperación del tiempo perdido (artículo 48 ley de menores), para aplicar apercibimientos  de multas y arrestos por incumplimiento de un régimen formalmente establecido, convencional o judicialmente (artículo 66, ley N° 16.618, de menores), y para suspender o restringir el ejercicio de este derecho “cuando manifiestamente perjudique el bienestar del hijo” (artículo 229, inciso 6º). La suspensión podrá decretarse provisoriamente con la sola presentación de la demanda si se acompañan “antecedentes graves y calificados” (artículo 48 ley de menores). En esta materia el Código Civil manda respetar (“no obstaculizar”) el ejercicio de este derecho-deber (artículo 229, inciso 5º).

FORMULARIO DE CONTACTO:

Mediante este formulario usted puede comunicarse con nosotros solicitando una reunión o realizando la consulta que estime pertinente. Tenga el cuidado de añadir correctamente sus datos de forma de poder contactarnos luego con usted o enviarle la respectiva respuesta a su mensaje.

Abogados del Maule

Si tiene consultas puede dejarnos sus comentarios en el siguiente formulario, conectado desde su facebook:

OFICINA CURICÓ

Consultas sin costo en nuestras oficinas de Curicó. También vía correo o teléfono:

Dirección:Edificio Manuel Montt, ubicado en Calle Manuel Montt nº 357, 5º piso,  oficina nº 502, Curicó.

Teléfono:(75) 2 315890

Celulares:94198584 - 91835639

whatsapp: +56 9 94198584

E-mail: contacto@abogadosencurico.cl

Horarios:Lunes a Viernes 9:00 - 18:30


OFICINA TALCA

Consultas sin costo en nuestras oficinas de Curicó. También vía correo o teléfono:

Dirección:2 Oriente, entre 2 y 3 Norte Nº 1370, Ciudad de Talca.

Teléfono fijo:(71) 2225259

Celular: 94198584 - 91835639

whatsapp: +56 9 94198584

E-mail: contacto@abogadosdelmaule.cl

Horarios: Lunes a Viernes 9:00 - 18:30.