Divorcio por Alcoholismo o drogadicción

Escrito el 5 de Febrero de 2015 Por Francisco Acuña | Tag: Divorcio por Alcoholismo o drogadicción.

divorcio por drogadicción

Tal y como sabemos para divorciarse se deben cumplir con ciertos y determinados requisitos. Básicamente nuestra Ley de divorcio estableció tres fórmulas para que usted pueda divorciarse:

1.) El llamado Divorcio unilateral -en que uno de los esposos demanda el divorcio, pero en el cual se debe esperar tres años-;

2.) Divorcio por mutuo acuerdo, cuando la pareja solicita el divorcio de común acuerdo, un año después del término de la vida en común, mediante una escritura pública (debe haber una solicitud conjunta).

3.) Divorcio por culpa -cuando hay maltratos graves, violencia intrafamiliar, infidelidades, abandono del hogar, Alcoholismo o drogadicción o incumplimientos graves a las obligaciones del matrimonio o para con los hijos, no requiriéndose ningún tiempo de separación. Así, este divorcio se presenta como una variante del divorcio unilateral o sin acuerdo, que opera cuando existe una violación grave de los deberes y obligaciones que les impone el matrimonio, o de los deberes y obligaciones para con los hijos, que torne intolerable la vida en común. En este caso no es necesario esperar los 3 años de separación y la ley enumera algunos ejemplos de conductas que se enmarcan dentro de esta figura: Atentado contra la vida o malos tratamientos graves contra el cónyuge o de alguno de los hijos; infidelidad; abandono del hogar; condena por delitos contra las personas; conducta homosexual: alcoholismo o drogadicción que constituya un impedimento grave para la convivencia armoniosa entre los cónyuges o entre éstos y los hijos; y tentativa para prostituir al otro cónyuge o a los hijos. 

Dicho lo anterior, cabe indicar que es perfectamente posible obtener el divorcio en caso de Alcoholismo o drogadicción, siempre y cuando se cumplan los requisitos que la ley establece para ello y que configuran el llamado divorcio por culpa.

Abogados del Maule cuenta con la experiencia de haber tramitado cientos de demandas de divorcio culposo por Alcoholismo o drogadicción, alegando concretamente la existencia de "Alcoholismo o drogadicción que constituye un impedimento grave para la convivencia armoniosa entre los cónyuges o entre éstos y los hijos". Así también contamos con varios especialistas en el tema, junto con oficinas en diferentes partes de la región del Maule, tramitando incluso casos en otras regiones a petición de diferentes personas a las cuales somos recomendadas por quienes han sido nuestros clientes.

A continuación explicaremos si es posible obtener el divorcio en caso de Alcoholismo o drogadicción, cuales son los requisitos para obtenerlo, como se configura, sabremos si existe o no en nuestra legislación propiamente un divorcio por Alcoholismo o drogadicción del otro cónyuge, etc. Además de lo anterior nos referiremos a las dificultades y cual es la forma en que debemos proceder ante situaciones de Alcoholismo o drogadicción que nos hacen pensar y decidirnos por el divorcio.

Desde ya indicamos que la sola consulta ni por teléfono ni en oficina tiene costo y es totalmente gratuita.

Divorcio en caso de Alcoholismo o drogadicción.

Escrito el 5 de Febrero de 2015 Por Francisco Acuña | Tag: Divorcio por Alcoholismo o drogadicción.

Partiremos señalando que el divorcio por drogadicción propiamente tal no existe, pero entonces ¿Cuál es la razón del título de esta página web?, pasamos a explicarlo:

Según lo dispone el artículo 53  de la Ley 19.947 sobre de Matrimonio Civil, el divorcio pone término al matrimonio, pero no afectará en modo alguno la filiación ya determinada ni los derechos y obligaciones que emanan de ella; y respecto a las causales, el artículo 54  de la misma ley, dice que el divorcio podrá ser demandado por uno de los cónyuges, por falta imputable al otro, siempre que constituya una violación grave de los deberes y obligaciones que les impone el matrimonio, o de los deberes y obligaciones para con los hijos, que torne intolerable la vida en común, y agrega que se incurre en dicha causal, entre otros casos, cuando ocurre cualquiera de los siguientes hechos: N° 5 Alcoholismo o drogadicción que constituya un impedimento grave para la convivencia armoniosa entre los cónyuges o entre éstos y los hijos. Dicho de otra forma el divorcio por alcoholismo o drogadicción propiamente tal no tiene existencia pero aquello no significa que no pueda obtenerse por la vía del divorcio por culpa o divorcio culposo.

Nuestra legislación no contempla de forma directa el divorcio por Alcoholismo o drogadicción que constituya un impedimento grave para la convivencia armoniosa entre los cónyuges o entre éstos y los hijos como tal, no obstante si lo hace de forma indirecta, esto último atendido que uno de los tipos de divorcio existentes en chile como lo indicamos al inicio de esta página web es el llamado  divorcio por culpa o divorcio sanción y que se encuentra tratado en el artículo 54 de la ley 19.947, de matrimonio civil. Este último contempla dentro de sus casos de procedencia la posibilidad que uno de los cónyuges (el cónyuge inocente de la causal) demande al otro de divorcio en caso de Alcoholismo o drogadicción que constituya un impedimento grave para la convivencia armoniosa entre los cónyuges o entre éstos y los hijos, es decir en casos en donde exista Alcoholismo o drogadicción, cumpliendose siempre con algunos requisitos adicionales, como que tales actos constituyan una forma de transgresión grave de los deberes del matrimonio y hagan intolerable la vida en común. Así, al menos de forma indirecta nuestra legislación abre una ventana para que podamos solicitar el divorcio debido casos de violencia Alcoholismo o drogadicción.

El alcoholismo se define según la Organización Mundial de la Salud como: "un trastorno crónico de la conducta caracterizado por la dependencia hacia el alcohol expresado a través de dos síntomas fundamentales: la incapacidad de detenerse en la ingestión de alcohol y la imposibilidad de abstenerse de alcohol". Mientras que la misma institución señala que el alcohólico es aquella "persona que bebe en exceso y que dependen del alcohol al grado tal de provocar un trastorno mental evidente o de intervenir en su salud mental y física".

Mientras que la drogadicción o drogodependencia es "un estado de intoxicación, que puede ser periódica o crónica, causado por el consumo reiterado de una droga"

En lo que respecta a lo anterior, en opinión del profesor Jorge del Picó , la causal es discutible en lo que respecta a la relación vinculante culpable o dolosa del cónyuge con las sustancias indicadas en la ley, toda vez que se trata de patologías. Si el marido o mujer abandona al otro podría ser imputado por infringir el deber de ayuda mutua y socorro en estado de necesidad, por lo que la causal no operaría en base a la culpa o responsabilidad del demandado, sino como un sacrificio en beneficio del cónyuge sano, dado que no es razonable que la ley exija sobrellevar una convivencia que evidentemente no resulta tolerable en el tiempo. De modo que, como se alude a alcoholismo y drogadicción, en el primer caso, debe tratarse de ingesta habitual y adictiva de bebidas alcohólicas y no meramente la embriaguez habitual de un cónyuge o episodio aislado de consumo agudo.

Discrepa de dicha opinión el profesor Juan Orrego Acuña, ya que según su opinión la embriaguez habitual no arroja grandes diferencias respecto de un alcohólico. En efecto, si la embriaguez es definida "como la turbación pasajera de las potencias dimanada del exceso con que se ha bebido vino u otro licor" , basta con que se materialice este tipo de conducta para que eventualmente vuelva intolerable la vida en común, o bien que constituya un impedimento grave para la convivencia armónica de los cónyuges o con los hijos, y en el mismo sentido debiese ser comprendida la drogadicción, aunque no exista dependencia.

Casos en que el alcoholismo o la drogadicción pueden dar lugar al divorcio.

Escrito el 5 de Febrero de 2015 Por Francisco Acuña | Tag: Divorcio por Alcoholismo o drogadicción

Sabemos que el divorcio por culpa consiste básicamente en que el divorcio podrá ser demandado por uno de los cónyuges, por falta imputable al otro, siempre que constituya una violación grave de los deberes y obligaciones que les impone el matrimonio, o de los deberes y obligaciones para con los hijos, que torne intolerable la vida en común.

Pues bien, como dijimos uno de los casos ejemplares en los que procede el divorcio por culpa es en caso de Alcoholismo o drogadicción que constituya un impedimento grave para la convivencia armoniosa entre los cónyuges o entre éstos y los hijos.

El alcoholismo es una enfermedad crónica caracterizada por una tendencia a beber más de lo debido y aceptado socialmente, intentos infructuosos de dejar la bebida, y mantenimiento de la costumbre a pesar de las diversas consecuencias sociales y laborales. La drogadicción es, por su parte, la dependencia física y psicológica intensa a las drogas, esto es, narcóticos que en razón del desarrollo de la tolerancia, deben administrarse en dosis continuas cada vez mayores, y con profundos efectos psicológicos y sociales.

En relación a la gravedad del alcoholismo necesaria para decretar el divorcio, el legislador dejo nuevamente a criterio del juez el valorar cuando estaría en presencia de un alcoholismo lo suficientemente grave para decretar el divorcio. A este respecto se puede señalar que la jurisprudencia se pronunció en un caso diciendo: "Que las pruebas aportadas en el juicio, apreciadas conforme a las reglas de la sana crítica, que dan cuenta de denuncias hechas por la demandante contra su cónyuge por violencia intrafamiliar y consisten además en las declaraciones de los hijos del matrimonio que se refieren al alcoholismo de su padre, y el examen de diagnóstico, sobre el uso de alcohol, practicado al demandado en el que se concluye que es clasificado en la categoría de 'consumo riesgoso', no resultan suficientes para tener por acreditada la circunstancia fáctica de alcoholismo a que se refiere el numeral 5 del artículo 54 de la LMC".

El examen diagnóstico al que hace referencia La Corte es el test AUDIT. Éste es un cuestionario de uso amplio y probado en diversos lugares y culturas, acogido y propuesto como válido para todo el orbe por la OMS, que permite, a la manera de un filtro o screening, reconocer una mayor probabilidad de presentar consumo en riesgo, consumo problema y dependencia.

Lo extraño del método de evaluación es que al ser un cuestionario que contesta el mismo afectado, resulta un poco subjetivo el resultado del test, ya que el rumbo que adquiera el examen dependerá única y exclusivamente del examinado. No se trata de un método lo suficientemente objetivo, ni fiable, ya que no existen profesionales que examinen y analicen el comportamiento de la persona, si no que se basan en un cuestionario que responde el mismo individuo que esta siendo evaluado, por lo cual se puede observar que el resultado que se obtenga de ese test, no puede ser el único método a través del cual se compruebe el alcoholismo.

Este numeral,no es muy aplicado actualmente en la jurisprudencia, encontrándose sólo una sentencia por este abogado, dictada por la Corte de Apelaciones de San Miguel, Rol: 61-2009, 23 de marzo 2009.

Preguntas Frecuentes:

1.- ¿Qué Documentos necesito para divorciarme?.

2.- ¿Puedo divorciarme si no tengo el domicilio de mi cónyuge?.

3.- ¿Cómo es la estructura el juicio de divorcio?.

4.- ¿Es obligatorio asistir a las audiencias en el juicio de divorcio?.

7.- ¿Cuánto demora el trámite de divorcio?.

8.- ¿Necesito un abogado para divorciarme?.

9.- ¿Puedo volver a casarme inmediatamente después de obtener el divorcio?.

10.- ¿Qué sucede con los bienes al divorciarse si estoy casado en sociedad conyugal?.

FORMULARIO DE CONTACTO:

Mediante este formulario usted puede comunicarse con nosotros solicitando una reunión o realizando la consulta que estime pertinente. Tenga el cuidado de añadir correctamente sus datos de forma de poder contactarnos luego con usted o enviarle la respectiva respuesta a su mensaje.

Abogados del Maule

Si tiene consultas puede dejarnos sus comentarios en el siguiente formulario, conectado desde su facebook:

Page 1 of 2 1 2 »

OFICINA CURICÓ

Consultas sin costo en nuestras oficinas de Curicó. También vía correo o teléfono:

Dirección:Edificio Manuel Montt, ubicado en Calle Manuel Montt nº 357, 5º piso,  oficina nº 502, Curicó.

Teléfono:(75) 2 315890

Celulares:91835639 - 94198584

whatsapp: +56 9 94198584

E-mail: contacto@abogadosencurico.cl

Horarios:Lunes a Viernes 9:00 - 18:30


OFICINA TALCA

Consultas sin costo en nuestras oficinas de Curicó. También vía correo o teléfono:

Dirección:2 Oriente, entre 2 y 3 Norte Nº 1370, Ciudad de Talca.

Teléfono fijo:(71) 2225259

Celular: 91835639 - 94198584

whatsapp: +56 9 94198584

E-mail: contacto@abogadosdelmaule.cl

Horarios: Lunes a Viernes 9:00 - 18:30.