Despido por atrasos

Escrito el 02 de Enero de 2016 Por Francisco Acuña | Tag: Contrato de trabajo.1

despido por atraso al llegar al trabajo

Frecuentemente concurren a nuestra oficina trabajadores que nos indican que han sido despedidos por sus empleadores producto de atrasos en la entrada a su jornada laboral. Para esto el empleador suele enviar al trabajador una carta de despido en donde le indican que el despido se funda en la causal del artículo 160 nº7 del Código del Trabajo, esto es, el incumplimiento grave a las obligaciones del contrato y al indicar los hechos le indican que ello se debe a atrasos reiterados en la llegada a sus funciones.

Habiéndose estipulado un horario de trabajo, este ha de cumplirse porque es parte de las obligaciones del trabajador, tal como lo es del empleador el pago de la remuneración. El incumplimiento de esta obligación bien podría considerarse, entonces, como un "incumplimiento grave de las obligaciones que impone el contrato de trabajo" y esta sí que es una causa legal de despido (Art. 160 N°7 del Código del Trabajo).


Sobre esto en primer lugar cabe señalar que los atrasos en el inicio de la jornada laboral en que incurra un trabajador, aun cuando sean reiterados, no han sido considerados expresamente por el legislador como causa de término del contrato de trabajo. No obstante lo anterior, y dado que el contrato de trabajo establece un horario de trabajo que el trabajador debe cumplir, el empleador podría estimar que llegar atrasado implicaría que el contrato no se estaría cumpliendo de la forma pactada y si ello es considerado grave, podría éste poner término al contrato aplicando la causal del artículo 160 N° 7 del Código del Trabajo, esto es, incumplimiento grave a las obligaciones que impone el contrato. Con todo, si el trabajador considera indebido el despido tendrá derecho a reclamar a los Tribunales de Justicia para que un juez así lo declare y en el evento que el empleador no pruebe la causal que invocó se ordenará el pago de las indemnizaciones correspondiente, aumentándose la indemnización por años de servicio en un 80%.

Debe indicarse que el artículo 140 del Código del trabajo indica que Constituirá incumplimiento grave de las obligaciones que impone el contrato y habilitará en consecuencia al empleador a ponerle término a éste, el atraso en que incurra el trabajador en la presentación a las faenas. No obstante esto, no cualquier atraso ocasional y no precisado efectivamente habilita al empleador a ponerle término al contrato de trabajo, pues para invocar los atrasos como hechos que fundan el incumplimiento GRAVE del contrato, debe indicarse en la carta de despido determinada y concretamente tales atrasos, sin que valgan referencias vagas. En este sentido y cuando el trabajador demande a su empleador indicando que el despido es injustificado, será carga de la prueba del empleador no sólo acreditar dichos atrasos, sino que acreditar como en el caso concreto podemos calificar que dichos atrasos constituyen un incumplimiento GRAVE a las obligaciones del contrato, siendo fundamental en este aspecto, las tarjetas de control de asistencia, de las cuales no va a poder precindirse en juicio, máxime si no han sido impgnadas en su oportunidad. No será suficiente para el empleador aludir a atrasos sin precisarlos para despedir a su trabajador, pues no reportan los mismos perjuicios si se llega atrasado ocasionalmente que si se hace de forma acostumbrada, permanente y por lapsos de tiempos considerables.

Reiteramos entonces que no basta para poder despedir a un trabajador que este incurra en un atraso (o en dos o tres), pues no necesariamente en aquel caso estaremos frente a un incumplimiento grave y, en consecuencia, el trabajador que es despedido por ello y que no esté de acuerdo, siempre podrá demandar ante los tribunales de justicia, para que sean estos los que determinen si se configura o no la causal que invocó su empleador, es decir, será el juez el que deberá decidir si dicho incumplimiento (atrasos que existan en el caso concreto), constituyen o no un incumplimiento GRAVE al contrato (que es la real causal de despido, la causal legal invocada).

 

¿Cuándo los atrasos son suficientes para despedir a un trabajador?

Escrito el 02 de Enero de 2016 Por Francisco Acuña | Tag: Atrasos y despido.2

 

La verdad es que es una materia compleja de tratar, pues la ley no lo hace con detalle. Por tanto es la jurisprudencia (fallos de tribunales) los que se han encargado de concluir cuando los atrasos son incumplimientos graves y en consecuencia, nos dan algunos criterios con los cuales podemos estimar si el atraso configura la causal de despido o no:

Para que los atrasos puedan ser considerados graves deben concurrir algunos requisitos conforme se ha concluido de los fallos de los tribunales laborales:

1.- Qué existan atrasos reiterados y sistemáticos en el tiempo.

2.- Que el empleador haya dejado una constancia de estos atrasos a través de las amonestaciones enviadas al trabajador; por ejemplo, las que deben ser muy claras y contemplar el día, la hora en que se produjo, y los minutos retrasados. Para que se configure esta causal es conveniente que se pueda proba por el empleadorr que se leha requerido en forma reiterada al trabajador para que modifique su conducta. Desde el punto de vista práctico debe tenerse cuidado que en el caso no opere lo que se llaman cláusulas tácitas del contrato. Puede ser, por ejemplo,  que el trabajador desde siempre llegue media hora atrasado.  En tal caso, se ha incorporado al contrato un nuevo horario de trabajo. Rige el principio de la realidad, no lo que dice el contrato. De todas formas, si hay conflicto, lo decide el juez.

3.- Que se haya dejado copia del sistema de control de ingreso, ya sea el libro de asistencia, reloj , tarjeta u otro debidamente autorizado.

4.- Que el empleador envíe copia de estas amonestaciones a la Inspección del Trabajo como un medio de acreditación del incumplimiento y lo haga cada vez que sea necesario.

5.- Que el empleador haga efectivo el descuento en la remuneración por el atraso, pudiendo dar cuenta de este descuento en la amonestación que corresponda.

6- Que este incumplimiento provoque un daño, una pérdida de productividad, económica u otro perjuicio a la empresa, lo que se determinará según el tipo de actividad que desarrolla y sus funciones. No tendrá la misma gravedad el atraso de un enfermero a una unidad de urgencia o ambulancia, que el atraso de una secretaria que forma parte de un equipo de otras 15, y cuyas funciones fueron suplidas, por ejemplo.

7.- Que la carta de despido cumpla con todas las formalidades legales y sea expresada la causal con todos los antecedentes necesarios para su buen entendimiento por el trabajador, de manera que le permita a este hacer sus descargos y defensas, o bien deducir la demanda por despido injustificado. La carta deberá expresar todos los atrasos, detallar días y minutos u horas de atrasos. No basta con que la carta indique que se despide por atraso en la llegada al trabajo. Claramente indicamos además que si no se envía carta el despido es injustificado y el empleador perderá el juicio.

Todos estos requisitos están destinados a acreditar y probar las circunstancias que constituyen la causal del despido y al mismo tiempo a demostrar que estos atrasos son de tal gravedad que provocan un quiebre en la relación laboral. Esta exigencia ha sido contemplada en fallos reiterados de nuestra Corte Suprema.

Es importante considerar que en términos generales, el empleador que no sanciona, ni amonesta al trabajador por sus atrasos, configura el denominado "perdón de la causal de despido", de manera que -según afirmó- mal podría con posterioridad hacer que valgan los atrasos como un grave incumplimiento de parte del funcionario, si en los hechos y en el momento no lo consideró de esta forma, si no le descontó ni le envió amonestación. Así, si el empleador no envía amonestación al trabajador ni le descuenta los atrasos ¿Podríamos considerar que el incumplimiento para el empleador fue grave? al parecer No. Y ¿Podría el juez considerar que el incumplimiento es grave como para ameritar el despido del trabajador?, claramente no, desde la perspectiva que ni siquiera pareciera haber sido grave para el empleador.

Cuando el empleador invoca los atrasos para fundar el despido, tendrá una tarea muy compleja, y requerirá no sólo la correcta ponderación de los hechos, sino además mucho cuidado al redactar la carta de despido, sobre todo hoy en día, en donde la mayoría de estos juicios son ganados por los trabajadores.

¿Debe descontarse de la remuneración los atrasos en la llegada a la jornada laboral?

Escrito el 02 de Enero de 2016 Por Francisco Acuña | Tag: Despido por atrasos.3

 

Los atrasos en que pueda incurrir un trabajador importa que por dicho tiempo el trabajador no ha prestado servicios a su empleador, por lo que en principio no tendría derecho a remuneración. Con todo, cabe tener presente que la circunstancia de llegar atrasado a sus labores no necesariamente implica que las remuneraciones del dependiente sufrirán descuento, toda vez que para que sea procedente efectuar los señalados descuento, la semana debe terminar y sólo en dicho momento el empleador podrá saber si el dependiente ha cumplido con su jornada laboral pactada en el contrato. En efecto, el empleador al término de cada semana debe sumar las horas trabajadas consignadas en el registro de asistencia y anotar tal sumatoria en él y el trabajador firmar en señal de aceptación. De esta manera, si la sumatoria de la semana da una cantidad de horas trabajadas inferior a la convenida en el contrato el empleador se encontrará facultado para descontar de la remuneración del mes el tiempo no laborado, esto es, las horas que faltaron para completar la jornada ordinaria convenida. Es del caso señalar que la Dirección del Trabajo ha señalado en su jurisprudencia administrativa, entre otros, en dictamen 6725/306, de 16.11.94, que atendido el carácter bilateral del contrato de trabajo, el trabajador sólo tiene derecho a remuneración en cuanto cumpla con su obligación correlativa de prestar servicios, salvo la concurrencia de causas legales que establezca dicho pago o del acuerdo de las partes en este sentido.

FORMULARIO DE CONTACTO:

Mediante este formulario usted puede comunicarse con nosotros solicitando una reunión o realizando la consulta que estime pertinente. Tenga el cuidado de añadir correctamente sus datos de forma de poder contactarnos luego con usted o enviarle la respectiva respuesta a su mensaje.

Abogados del Maule

Si tiene consultas puede dejarnos sus comentarios en el siguiente formulario, conectado desde su facebook:

OFICINA CURICÓ

Consultas sin costo en nuestras oficinas de Curicó. También vía correo o teléfono:

Dirección:Edificio Manuel Montt, ubicado en Calle Manuel Montt nº 357, 5º piso,  oficina nº 502, Curicó.

Teléfono:(75) 2 315890

Celulares:994198584 - 991835639

whatsapp: +56 9 94198584

E-mail: contacto@abogadosencurico.cl

Horarios:Lunes a Viernes 9:00 - 18:30


OFICINA TALCA

Consultas sin costo en nuestras oficinas de Curicó. También vía correo o teléfono:

Dirección:Calle 4 norte esquina 2 poniente 595, Talca. (en plena alameda, al lado de la Corte de apelaciones de Talca, disponemos de estacionamientos).

Teléfono fijo:(71) 2225259

Celular: 994198584 - 991835639

whatsapp: +56 9 94198584

E-mail: contacto@abogadosdelmaule.cl

Horarios: Lunes a Viernes 9:00 - 18:30.