Demanda de Visitas

Escrito el 06 de Abril de 2015 Por Francisco Acuña | Tag: Demanda de Visitas.1

abuelos pueden pedir visitas

Amo a mis nietos por sobre todas las cosas … pero mi relación con mi hijo o con mi nuera es últimamente mala y producto de ello no me dejan verlos, consulte a carabineros si tenían los abuelos derecho a pedir visitas y me indicaron que no ¿Es eso correcto?, ¿Tengo derecho a visitar a mis nietos?, ¿Cómo pueden los abuelos ejercer el derecho de visitas?, ¿Que se debe hacer?.

Si no lo dejan visitar a su nieto, usted debe actuar de forma inteligente, con tranquilidad y contactarse con nosotros. No olvide siempre que la mejor forma de hacer valer sus derechos es por medio de los tribunales de justicia. Hoy nuestra legislación reconoce expresamente el derecho de los abuelos de mantener una relación directa y regular con sus nietos, por lo que los abuelos perfectamente pueden solicitar se regule un régimen de visitas para con sus nietos.

Nosotros por medio de nuestros abogados le prestamos asesoría solicitando al juzgado de familia competente que establezca y regule un régimen de visitas con sus nietos.

Así también prestamos asesoría en el cumplimiento de un régimen de visitas ya regulado, de forma de obtener incluso por medidas de apremio, que se cumpla su derecho a ejercer el régimen de relación directa y regular con sus nietos.

 

Derecho de visitas de los abuelos.

Escrito el 06 de Abril de 2015 Por Francisco Acuña | Tag: Abuelos pueden pedir visitas.9

Con mas frecuencia de lo deseado, en no pocas ocasiones, los abuelos se ven privados de poder relacionarse y disfrutar de sus nietos, debido, en la gran mayoría de los casos, bien a la mala relación existente con los progenitores de los niños, bien a la ruptura matrimonial.

Hoy nuestra legislación, recientemente reformada establece claramente el derecho de los abuelos a mantener una relación directa y regular con sus nietos (derecho de visitas), en virtud de lo cual cada vez son mas los procedimientos judiciales que se inician, por parte de los abuelos hacia los progenitores de los niños, solicitando el auxilio judicial para que se establezca un régimen de visitas con respecto sus nietos, ante las dificultades que se encuentran para que los progenitores les dejen relacionarse con ellos.

En muchas ocasiones los abuelos desconocen que tienen derecho a relacionarse con sus nietos y que no pueden impedirse sin justa causa las relaciones personales del nieto con los abuelos. Incluso me ha tocado de abuelos que han consultado a carabineros o en tribunales (a la persona del mesón) si tienen pueden solicitar visitas para con sus nietos y se les ha dicho que no. Eso hoy en día es un error. Nuestra legislación establece dicho derecho de los abuelos y al ser una normativa relativamente reciente y poco usada por los abuelos, muchos la ignoran.

Efectivamente una de las principales innovaciones de la nueva ley es la posibilidad que, por acuerdo o por decisión judicial, se establezca un régimen de visitas entre los abuelos y los nietos. Tradicionalmente, son los abuelos quienes contribuyen de manera directa en la labor de los padres de criar y educar a sus hijos; sin embargo, nuestra legislación sólo le reconocía obligaciones como la de otorgar alimentos en casos de falta o ausencia de los padres.

La ley 20.680 introduce un nuevo artículo a nuestro Código Civil que establece el Derecho de los abuelos a pedir visitas, dicho artículo es el 229-2:

El artículo 229-2 del código civil, introducido 21 de Junio de 2013 indica "El hijo tiene derecho a mantener una relación directa y regular con sus abuelos. A falta de acuerdo, el juez fijará la modalidad de esta relación atendido el interés del hijo, en conformidad a los criterios del artículo 229".

Incluso y aunque el precepto alude a "los abuelos", hay quienes piensan que no debe interpretarse en forma restrictiva, sino de manera extensiva, de manera que, eventualmente, a falta de los abuelos, bien podría tratarse de bisabuelos del menor aquellos que reclamen mantener con éste una relación directa y regular.

Por lo demás, el vínculo entre nietos o bisnietos y sus abuelos y bisabuelos, además de resultar normalmente muy beneficioso para los primeros, es la natural contrapartida a la obligación alimentaria recíproca que se consagra en los artículos 232 y 321 del Código Civil, en cuanto dicen que los primeros pueden deber alimentos a sus "ascendientes" y los segundos a sus "descendientes", sin limitar el grado de parentesco. Lo mismo ocurre en el artículo 111, al tratar del asenso que deben otorgar los "ascendientes" del menor que pretenda contraer matrimonio.

De cualquier manera, mejor habría sido que el artículo 229-2 hubiera aludido efectivamente a "los abuelos u otros ascendientes"

Cabe señalar también que de la redacción del precepto, podría desprenderse que estamos ante un derecho que sólo compete invocar al menor, pero no a sus abuelos u otros ascendientes. Es el menor "quien tiene derecho a mantener una relación directa y regular con sus abuelos" y no al revés. En cambio, si observamos el artículo 229, que consagra la relación directa y regular entre padres e hijos, dispone que "El padre o madre que no tenga el cuidado personal del hijo tendrá el derecho y el deber de mantener con él una relación directa y regular…" De esta manera, si se trata de la relación directa y regular entre padres e hijos, los primeros tienen derecho para que se regule, mientras que si se trata de la relación directa y regular entre los abuelos y sus nietos, sólo éstos podrían ejercer el derecho para que se regule. Los abuelos, de esta manera, carecerían de legitimación activa para demandar dicha regulación. Aunque el tenor literal de la ley parece abonar tal interpretación, no nos parece razonable. Creemos que los abuelos sí podrían demandar (y de hecho lo hacen en la práctica), en el evento de no lograr un acuerdo con el padre o madre que tenga el cuidado personal del menor. Basamos esta opinión en dos argumentos:

- El precepto ha de interpretarse en función del principio del interés superior del menor. Conforme al mismo, debe prevalecer una interpretación extensiva del precepto, que permita concretar el referido principio, por sobre otra que siendo más restrictiva, pueda por ello afectar el bienestar del niño o niña. No hay duda que en condiciones normales, es deseable y positivo que los nietos mantengan una relación cercana con sus abuelos. Y dicha vinculación cada día será más factible, si consideramos que los abuelos de nuestros días son personas más activas y que gozan de mejor salud que en las décadas pretéritas. El caudal afectivo y la experiencia de vida que ellos pueden verter en sus nietos hace deseable fomentar este vínculo, en lugar de restringirlo.

- Por lo demás, la historia fidedigna de la ley es también funcional a esta opinión. Al efecto, la Senadora Sra. Soledad Alvear, manifestó (el énfasis es nuestro): "Por último, dispusimos algo de gran relevancia. Los abuelos, así como sobre ellos pesan obligaciones en materia de alimentos cuando no paga el padre, también tienen derechos. En consecuencia, por primera vez se establece aquí su derecho a visitar a los nietos. Porque, además de que se le entregue la tuición a uno de los padres –con la corresponsabilidad, que se mantendrá de todas maneras-, apartar a alguno de los abuelos acrecienta el drama del niño, cuyo interés superior debemos tener en cuenta como norma fundamental." El Senador Sr. Navarro, por su parte, señaló (el énfasis es nuestro): "Señor Presidente, esta iniciativa de ley será histórica, porque dispone, además, que los niños tendrán derecho a ver a sus abuelos, a sus ascendientes. El 15 de junio de 2010 ingresé una moción, que dio origen a un proyecto que fue remitido a la Comisión de Constitución, que buscaba esa misma opción legal. Decía: 'Los abuelos tendrán el derecho a mantener una relación directa y regular con sus respectivos nietos…' Tal propuesta, afortunadamente, ha sido introducida en la iniciativa en estudio." El Diputado Sr. Issa Kort, a su vez, al presentar una síntesis de las principales materias contenidas en el Proyecto, indicó, al aludir al punto que analizamos (el énfasis es nuestro): "Se consagra también el derecho del hijo a mantener una relación directa y regular con sus demás ascendientes, y el derecho de los abuelos a poder compartir con sus nietos y visitarlos". La Diputada Sra. Claudia Nogueira, en la misma línea, planteó (el énfasis es nuestro) que el Proyecto "… establece el derecho de visita para los abuelos…"

Forma de regular las visitas entre los abuelos y los nietos

Escrito el 06 de Abril de 2015 Por Francisco Acuña | Tag: Demanda de visitas.4

Para obtener la regulación de un régimen de visitas usted debe hacer lo siguiente:

1.- Acudir a un centro de mediación familiar: Para poder demandar ante los Juzgado de Familia la regulación de un régimen de visitas, es requisito que se acompañe a la demanda el certificado de mediación frustrada, es decir usted antes de demandar debe pasar por mediación. Así, lo primero que usted debe hacer para pedir un régimen de visitas es acudir a un centro de mediación familiar. Existen para estos efectos varios a nivel país y puede usted revisar el más cercano en la página web www.mediacionchile.cl. Al acudir a este centro de mediación usted debe indicar a la mediadora que necesita pedir un día y hora para una mediación por visitas o por régimen de relación directa y regular. La mediadora le pedirá una serie de antecedentes y documentación, la que usted deberá llevar y esta fijará el día de la mediación.

Usted debe pedir siempre la mediación personalmente, aún cuando usted crea que la otra parte no se presentará o que no se llegará a acuerdo, dado que la ley actualmente no le permite a ningún abogado presentar en tribunales una demanda de visitas sin acompañar a esta un certificado de mediación frustrada (documento que entrega el mediador en caso que la otra parte no asista a mediación o asistiendo no se llegue a acuerdo).

2.- Acta de mediación frustrada: Si no se llega a un acuerdo en mediación o si alguna de las partes no asiste el día y hora fijado por el mediador este debe entregar un certificado de mediación frustrada, documento que habilita a la persona a demandar judicialmente las visitas por medio de un abogado.

3.- Presentación de demanda: Con el certificado de mediación en sus manos, debe usted concurrir donde un abogado, este elaborará y presentará la demanda de visitas en los tribunales competentes.

4.- Audiencia preparatoria, de juicio y sentencia: Una vez presentada la demanda en tribunales se fijará una audiencia lllamada audiencia preparatoria, donde el juez llamará a las partes a conciliación a ver si es posible llegar a un acuerdo en la materia. De no ser posible cada parte ofrecerá sus medios de prueba y se fijará al final una nueva audiencia llamada audiencia de juicio, donde las partes concurrirán con todos sus medios de prueba y el juez dictará la sentencia definitiva.

FORMULARIO DE CONTACTO:

Mediante este formulario usted puede comunicarse con nosotros solicitando una reunión o realizando la consulta que estime pertinente. Tenga el cuidado de añadir correctamente sus datos de forma de poder contactarnos luego con usted o enviarle la respectiva respuesta a su mensaje.

Abogados del Maule

Si tiene consultas puede dejarnos sus comentarios en el siguiente formulario, conectado desde su facebook:

OFICINA CURICÓ

Consultas sin costo en nuestras oficinas de Curicó. También vía correo o teléfono:

Dirección:Edificio Manuel Montt, ubicado en Calle Manuel Montt nº 357, 5º piso,  oficina nº 502, Curicó.

Teléfono:(75) 2 315890

Celulares:994198584 - 991835639

whatsapp: +56 9 94198584

E-mail: contacto@abogadosencurico.cl

Horarios:Lunes a Viernes 9:00 - 18:30


OFICINA TALCA

Consultas sin costo en nuestras oficinas de Curicó. También vía correo o teléfono:

Dirección:Calle 4 norte esquina 2 poniente 595, Talca. (en plena alameda, al lado de la Corte de apelaciones de Talca, disponemos de estacionamientos).

Teléfono fijo:(71) 2225259

Celular: 994198584 - 991835639

whatsapp: +56 9 94198584

E-mail: contacto@abogadosdelmaule.cl

Horarios: Lunes a Viernes 9:00 - 18:30.